Último Mensaje de Cuauhtémoc o Consigna de Anáhuac

 

 

El último Mensaje de Cuauhtémoc o Consigna de Anáhuac procede de la tradición oral y se refiere a que el Quinto Sol, cuya duración es de 5,125 años (de 3113 a.C. al 21 de diciembre de 2012 d.C.), entraría en un proceso de ocultamiento en las tierras de Anáhuac hasta el alumbramiento del siguiente Sexto Sol, posterior a esta fecha.

Este mensaje o consigna mantiene una íntima relación no solo con el calendario de la Cuenta Larga (Oxlajuj Baktún) de 5.125 años, sino también y de manera especial por el momento en que se entrego al pueblo, con el calendario de los Tikú (Bolom tikú y Oxlajuj tikú).

El ciclo del Bolom tikú y del Oxlajuj tikú es como sigue:

El Bolom tikú, es un ciclo de 468 años, conocido como el imperio de la oscuridad y el egoísmo:

Desde el 17 de agosto de 1519 al 16 de agosto de 1987.

Más 5 años de encaje, del 17 de agosto de 1987 al 16 de agosto 1992.

El Oxlajuj tikú, es un ciclo de 676 años, conocido como el imperio de la luz y el amor:

Inició el  17 de agosto de 1992.

Más 9 años de gestación, desde el 17 de agosto de 1992 al 16 de agosto de 2001.

Más 13 años de asentamiento y maduración, desde el 17 de agosto de 2001 al 16 de agosto de 2014.

Imperio de la luz y el amor: del 17 de agosto de 2014 en adelante.

 

Último Mensaje de Cuauhtémoc

Nuestro sol se ha ido. 
Nuestro sol se ha ocultado
y en completa oscuridad nos ha dejado.
Pero sabemos que volverá a salir;
que otra vez saldrá
y nuevamente nos alumbrará.

Pero mientras permanezca allá en la mansión del silencio,
  reunámonos, estrechémonos y guardemos en lo más profundo  
de nuestros corazones, todo lo que amamos y consideramos un tesoro. 

Destruyamos nuestros recintos sagrados,
nuestros recintos para pensar,  nuestras escuelas de canto y de danza,
 nuestros campos de pelota.   

Que queden desiertas las calles y que nuestros hogares nos resguarden,
hasta cuando salga nuestro nuevo sol.

Y de hoy en adelante padres y madres que nunca olviden guiar a sus jóvenes.
Y hacer saber a sus hijos mientras vivan,
cuan buena ha sido hasta ahora nuestra amada madre tierra Anawak

Al amparo y protección de nuestro destino, y por orden de nuestras tradiciones que con tanto cariño y empeño dejaron para nosotros nuestros venerables abuelos, hemos de inculcárselo a nuestros hijos, para que ellos lo enseñen a los hijos de los hijos de sus hijos. 

  Y no olvidemos decirles y enseñarles: cómo será, cómo se reunirá, cómo tomará fuerza y cómo concluirá nuestra grandiosa Anawak, su glorioso destino.  

 

Pero, ¿cuál es el glorioso destino de la grandiosa Anáhuac? Guiadas desde siempre las civilizaciones de estas tierras de Anáhuac por el mensaje constante de la Serpiente Emplumada, el destino de México es convertirse en el lugar central del mundo para iniciar una transformación mundial, no solo de la humanidad en su conjunto sino de la naturaleza toda. Una transformación que finalmente logrará el despertar espiritual de la humanidad  en su conjunto y su ascensión colectiva hacia una región más elevada de ser. La forma para dar el primer paso en este glorioso destino, se explica en el siguiente apartado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s